Numerosas ventajas

Son muchas las ventajas, operativas y financieras, que obtiene la Empresa a través de la Solución Global de Crédito OneRate y representan una innovación en la gestión empresarial moderna, tanto en compañías nacionales como extranjeras.

  • Racionalización y optimización de la gestión de su cartera (Consultoría).
  • Implantación de software gestionado de riesgos de créditos y cobros conectado con su ERP y/o CRM (Tratamiento de su información interna).
  • Conexión electrónica con bases de datos de morosidad e información comercial y financiera (Obtención de información externa).
  • Desarrollo de sistemas de rating y credit scoring propios para su cartera de clientes.
  • Indicadores de control (KPIs) en tiempo real mediante sistemas de alertas.
  • Incremento de la cartera de clientes focalizando la capacidad de actuación de su red comercial propia
  • En la fase formal-contractual (contratación, facturación y notificación) innovación desde el papel al medio electrónico con ahorro de costes y afianzamiento de la seguridad jurídica y optimización del potencial de control.
  • Equipos externos especializados, dedicados a la gestión de riesgos y de cuentas a cobrar para su Empresa. Flexibilidad. Mayor tasa de éxito.
  • Optimización, sin barreras de idiomas ni fronteras, de la gestión de créditos al cobro, en España y a nivel internacional.
  • Concentración del personal de plantilla en el “core” del negocio y su estrategia.
  • Detección proactiva y preventiva de disputas técnicas y comerciales, mejorando su tratamiento y resolución temprana, preservando la relación con el cliente.
  • Control del riesgo de crédito en nuevas ventas al cliente, por detección precoz de anomalías y fraudes. Feed-back para control de cadena de suministro.
  • Conexión online con Aseguradora de Crédito.
  • Reducción de siniestralidad por impagos de clientes.
  • Reducción de los periodos medios de cobro, con mejora de la tesorería derivada del incremento del flujo de caja.
  • Mayor liquidez, disminuyendo el coste financiero del retraso y reduciendo el coste soportado en la financiación externa.
  • Menor apalancamiento de las cuentas, con efecto positivo en la negociación del crédito bancario.
  • Minoración del gasto bancario por devoluciones, descubiertos y sucesivas presentaciones al cobro.
  • Minimización de la pérdida esperada por impagos en facturación.
  • Reducción del activo inmovilizado, favoreciendo los ratios de rentabilidad.
  • Eliminación del coste de los procesos de localización de deudores.
  • Reducción de gastos por reconversión de costes fijos de personal en gastos variables externos.
  • Eliminación de costes de formación y reciclaje de personal interno, adicional a los propios puestos de trabajo, especializados en la gestión de créditos y cobros.
  • Eliminación de inversión en tecnología específica de gestión de créditos al cobro.


adminNumerosas ventajas